Igualada Belchi Abogados | Y AHORA, LA CLÁUSULA SUELO ENCUBIERTA
Despacho de abogados especializado en asesoramiento a empresas, pymes y particulares. Actuación integral en toda España.
Derecho, abogado, abogacía, abogada, concursal, procedimiento, deuda, concurso, acreedores, pena, delito, multa, defensa, ayuda, consulta
16026
post-template-default,single,single-post,postid-16026,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Y AHORA, LA CLÁUSULA SUELO ENCUBIERTA

24 Ene Y AHORA, LA CLÁUSULA SUELO ENCUBIERTA

Mucho se ha hablado desde la Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013 sobre la polémica cláusula de “límite a la variación del tipo de interés” incluida en los préstamos con garantía hipotecaria, popularmente conocida como cláusula suelo. Se puede decir que a día de hoy, quizás un poco tarde, la gran mayoría de consumidores y usuarios conocen y, sobre todo, comprenden sus efectos, pues bien es sabido que aquellos préstamos que tuviesen incorporada una cláusula suelo no podrían beneficiarse de una bajada del tipo de interés de referencia pactado (el EURIBOR es el más común), de tal manera que los afectados contrataban bajo la creencia de estar ante un préstamo con tipo de interés variable, cuando realmente estaban contratando un tipo de interés fijo a la baja.

Al respecto, llama poderosamente la atención el hecho de que no ha sido hasta mayo de 2013 cuando los prestatarios han conocido la realidad y repercusión de la inclusión de dicha cláusula en sus contratos de préstamo, concretamente, los efectos negativos que su aplicación ha tenido en el precio del préstamo tras la bajada del EURIBOR a índices históricos, dándose incluso el caso de aquellos usuarios que desconocían si dicha cláusula les fue incorporada o no en su préstamo. Este sentir general demuestra una quiebra del sistema y, especialmente, de las garantías que a todo prestatario le son reconocidas en la Ley 7/1998, de 13 de abril, de Condiciones Generales de la Contratación y, en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, cuando actúa en su condición especial de consumidor.

No obstante, sirviendo lo anterior de introducción, existe una cuestión más perjudicial para el prestatario que la propia incorporación de una cláusula suelo, y lo constituye lo que viene denominándose como clausula suelo encubierta. En la práctica totalidad de préstamos con tipo de interés variable el interés ordinario consistirá en el EURIBOR, o cualquier otro tipo de interés de referencia pactado, al que se le añadirá un diferencial. Y, lo sustancialmente perjudicial ocurre precisamente aquí, y es cuando se incorpora un diferencial tan sumamente alto que a la postre el prestatario no podrá beneficiarse de una bajada del EURIBOR e incluso, en caso contrario, es decir, si éste sube considerablemente, el prestatario se vería obligado a abonar de forma sorpresiva unos intereses sumamente altos, siéndole prácticamente imposible hacer frente al pago de las cuotas del préstamo a su vencimiento.

A pesar de que en la actualidad no existe un abundante desarrollo jurisprudencial sobre esta cuestión, destacamos una pionera resolución dictada por la Audiencia Provincial de Madrid, Secc. 13ª, de 18 de septiembre de 2015 que declaró la nulidad de un diferencial de un 2,5% incorporado en una hipoteca suscrita con la entidad CaixaBank al considerarlo una cláusula suelo encubierta. Y, para apreciar su nulidad, la Audiencia Provincial consideró que “la cláusula carece de transparencia, sin que dicha falta quede salvada por el hecho de que los prestatarios hubieran tenido a su disposición con antelación suficiente al contrato para examinarlo, ni con el hecho de que el Sr. Notario, antes de la firma, les leyera su contenido”, por lo que en base a la falta de transparencia con la que la entidad financiera incorporó dicho diferencial, la Audiencia Provincial declaró su abusividad en un préstamo suscrito con consumidores y, por tanto, su consecuente nulidad.

En este sentido y, a efectos prácticos, resulta que en aquellos préstamos hipotecarios a interés variable fijado como EURIBOR + un diferencial de un 3’5%, por ejemplo, impide que el consumidor se beneficie de la caída del EURIBOR, pues éste pagará siempre un tipo de interés mínimo del 3’5%, lo que convierte a esta estipulación en una cláusula suelo encubierta. Y, si se da la circunstancia añadida de que la entidad financiera no ha llevado el doble control de transparencia necesario para su inclusión en un préstamo suscrito con consumidores, de manera que el consumidor medio no comprenda el alcance y repercusión que su incorporación puede llegar a tener, dicho diferencial debe considerarse como una condición abusiva por su falta de transparencia.

En definitiva, se trata de un tema que actualmente tiene escaso desarrollo  y tal parece que hasta que no suba considerablemente el EURIBOR, tanto que incluso pueda ocasionar impagos y vencimientos anticipados, dudo que veamos mucho desarrollo jurisprudencial al respecto. Mientras tanto, tengan especial cuidado con el diferencial que le incorporan en un préstamo a tipo de interés variable, las oscilaciones del EURIBOR pueden jugarle una mala pasada.

Sorry, the comment form is closed at this time.

AVISO SOBRE EL DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD DURANTE EL PERIODO DE ESTADO DE ALARMA Y FASES DE DESESCALADA

 

Dadas las circunstancias excepcionales en las que nos encontramos, y mientras dure la situación de prórroga del estado de alarma y las distintas fases de desescalada, en Igualada Belchí Abogados hemos restringido las visitas y reuniones presenciales en nuestras instalaciones y fuera de ellas, priorizando su celebración de forma telemática.

 

Salvo la celebración de reuniones presenciales nuestra actividad profesional se seguirá desarrollando con la más absoluta normalidad en nuestro horario habitual de 9 a 15h y de 16 a 18h, a través de nuestros teléfonos y correos electrónicos de contacto:

  1. 868.043.987
  2. 910.133.657

abogados@igualadabelchi.com

 

Antes de realizar cualquier desplazamiento a nuestras instalaciones les rogamos que contacten con nosotros a través de los teléfonos y correo electrónico facilitados. Les recordaremos el carácter preferente de las reuniones telemáticas y les informaremos sobre las medidas de seguridad implantadas en nuestra organización.