Igualada Belchi Abogados | Falta de nombramiento de mediador concursal y efectivo intento de acuerdo extrajudicial de pagos.
Despacho de abogados especializado en asesoramiento a empresas, pymes y particulares. Actuación integral en toda España.
Derecho, abogado, abogacía, abogada, concursal, procedimiento, deuda, concurso, acreedores, pena, delito, multa, defensa, ayuda, consulta
16274
post-template-default,single,single-post,postid-16274,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Falta de nombramiento de mediador concursal y efectivo intento de acuerdo extrajudicial de pagos.

27 Jul Falta de nombramiento de mediador concursal y efectivo intento de acuerdo extrajudicial de pagos.

Uno de los problemas más frecuentes a la hora de tramitar los Acuerdos Extrajudiciales de Pagos (AEP) es la frecuente negativa de los mediadores concursales a aceptar el cargo, fundamentalmente por los escasos aranceles que podrán cobrar (si es que llegan a cobrar algo) bien durante el expediente propiamente dicho, bien durante la tramitación del concurso consecutivo posterior.

En la configuración actual de tramitación del AEP, es el mediador concursal quien realiza la convocatoria a los acreedores para el ofrecimiento de un acuerdo de pagos de manera que, rechazado éste, se da curso al concurso consecutivo en el que se podrá obtener el beneficio de exoneración de pasivo insatisfecho siempre que se cumplan el resto de requisitos y limitaciones de alcance establecidos en la Ley Concursal. No es un tema menor: el intento previo de un AEP supone una disminución del umbral mínimo de créditos a pagar para obtener el BEPI, pues se exonera del pago del 25 % del pasivo ordinario del concurso, por lo que la falta de nombramiento de mediador concursal y la consecuente falta de tramitación del AEP puede determinar la falta de concurrencia de un requisito para obtener el BEPI en toda la extensión posible al declararse el concurso consecutivo toda vez que es un requisito de fondo, tal y como ya declaró el Tribunal Supremo (STS 150/2019,  de 13 de marzo de 2019); los acreedores, de hecho, se enterarán de las intenciones del deudor una vez declarado el concurso de acreedores, abierto ya en fase de liquidación, sin que nadie haya intentado cerrar un acuerdo de pagos con ellos. Aunque el TRLC no sigue de manera exactamente igual la configuración del AEP, éste sigue siendo una pieza esencial (no la única) a través de la cual acceder al BEPI con esa reducción del conjunto de créditos que abonar obligatoriamente.

Si bien el legislador ha implementado una solución temporal al problema en el art. 17 del Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia al establecer que durante el año siguiente a la declaración del estado de alarma se considerará que el acuerdo extrajudicial de pagos se ha intentado por el deudor sin éxito, si se acreditara que se han producido dos faltas de aceptación del mediador concursal para ser designado, a los efectos de iniciar concurso consecutivo, comunicándolo al Juzgado, ello no resuelve de manera definitiva el problema.

Ello obliga al deudor concursado a tomar la iniciativa, intentando en tales casos por su cuenta un efectivo intento de acuerdo que permita considerar cumplimentado el requisito para poder acceder en toda su extensión al BEPI, lo que puede verificarse mediante una convocatoria a todos los acreedores a una Junta a fin de intentar cerrar un acuerdo de pagos con todos ellos, y acompañando la documentación acreditativa a la posterior demanda de concurso consecutivo. Un forma sencilla y eficaz de acreditar la efectiva voluntad de los acreedores a la hora de cerrar un eventual acuerdo y, sobre todo, la viabilidad del mismo, que puede evitar  un disgusto a la hora de concretar cuál será el montante total de pasivo a exonerar al deudor.